miércoles, 23 de mayo de 2018

Demodex folliculorum

Demodex folliculorum es un ácaro minúsculo (menos de 0,4 mm) que vive en los poros y folículos del pelo. Generalmente se puede encontrar en la nariz, la frente, la mejilla, la barbilla, y a menudo en las raíces de las pestañas. Tiene aspecto de lombriz, y sus extremidades son meros tocones.

Este ácaro vive cabeza abajo, en los folículos pilosos, alimentándose de secreciones y piel muerta. Cada hembra de Demodex puede poner hasta 25 huevos en un solo folículo. Las crías se aferran firmemente al pelo mientras crecen. Cuando es maduro, el ácaro sale del folículo y busca uno nuevo en el que poner sus huevos. Este ciclo suele llevar entre 14 y 18 días.
Posee unas garras minúsculas y una estructura en forma de aguja que hacen la función de boca con las que se alimenta de las células de la piel. Su sistema digestivo apenas produce desechos, lo que hace que carezca de una abertura excretoria.

Es inofensivo y no transmite enfermedades, pudiendo considerarse beneficioso, ya que se alimenta de las células muertas de nuestra piel, eliminándolas al ingerirlas como alimento. Sin embargo, una gran cantidad de ellos puede causar trastornos de la piel. No hay evidencia de que este ácaro se alimente sólo de células muertas. Se le ha atribuido, al alimentarse de células de la piel, el romper la barrera cutánea y permitir así el ingreso de otros agentes patógenos. Se ha descrito una serie de patologías por este ácaro en medicina veterinaria. En humanos, las inflamaciones e infecciones de la cara suelen ser el resultado de un exceso de ácaros en un único folículo. También pueden provocar conjuntivitis y hacer que las pestañas caigan fácilmente. El demodex se ha relacionado con la rosácea, una enfermedad de la piel, principalmente de la cara, caracterizada por enrojecimiento, infección de folículos pilosos, proliferación de vasos sanguíneos e inflamación.




Sistema tegumentario

El sistema tegumentario contribuye a la homeostasis a través de la protección del cuerpo y la regulación de la temperatura corporal. También permite captar sensaciones de placer, dolor y otros estímulos provenientes del ambiente externo.

El sistema tegumentario está compuesto por la piel, el cabello, las glándulas sudoríparas y sebáceas, las uñas y los receptores sensitivos.

ESTRUCTURA DE LA PIEL


Cubre la superficie externa del cuerpo y es el órgano más grande tanto en superficie como en peso. En los adultos, la piel ocupa una superficie de alrededor de 2 metros cuadrados y pesa entre 4,5 y 5kg, o sea aproximadamente el 7% del peso corporal total.  Su espesor varia entre 0,5 mm en los párpados y 4mm en el talón. Sin embargo, en la mayor parte del cuerpo su espesor oscila entre 1 y 2 mm.
La porción superficial, más delgada, está compuesta  por tejido epitelial, y se denomina epidermis. La parte media, más gruesa de tejido conectivo es la dermis. La epidermis es avascular, mientras que la dermis es vascularizada, por lo cual un corte en la epidermis no produce sangrado, pero uno en la dermis si lo hace.
Debajo de la dermis está el tejido subcutáneo, también llamado hipodermis, está constituida por los tejidos areolar y adiposo.
Esta región (y en ocasiones la dermis) contienen terminaciones nerviosas denominadas corpúsculos de Pacini (lamelares) que son sensibles a la presión.

Epidermis

Está compuesta por epitelio pavimimentoso estratificado queratinizado. Contiene cuatro tipos principales de células: queratinocitos, melanocitos, células de Langerhans y células de Merkel. 
Alrededor del 90% de las células epidérmicas son queratinocitos, que están distribuidos en cuatro o cinco capas y producen la proteína queratina(proteína resistente que ayuda a proteger la piel y los tejidos  subyacentes del calor, los microorganismos y los compuestos químicos).

Alrededor del 8% de las células epidérmicas son melanocitos que producen el pigmento melanina. La melanina es un pigmento de color amarillo-rojizo o pardo negruzco que contribuye a otorgarle el color a la piel y absorbe los rayos UV nocivos. 

Las células de Langerhans constituyen una pequeña fracción de las células epidérmicas. estas células participan en la respuesta inmunitaria contra los microorganismos que invaden la piel.

Las células de Merkel  son las menos numerosas, se ubican en la caa más profunda de la epidermis, donde entran en contacto con los discos de Merkel(prolongaciones aplanadas de las neuronas sensitivas). Los discos y las células de Merkel perciben las sensaciones táctiles.


DERMIS

La dermis se divide en una región papilar y una reticular. La región papilar contiene fibras de colágeno y elásticas, papilas dérmicas y corpúsculos de Meissner. La región reticular contiene colágeno, fibras elásticas, fibroblastos y macrófagos, tejido adiposo, folículos pilosos, nervios, glándulas sebáceas y glándulas sudoríparas.
Los pliegues epidérmicos constituyen las huellas dactilares y plantares.





Ver demodex folliculorum

domingo, 13 de mayo de 2018

ósmosis

Es un tipo de difusión que se caracteriza por el movimiento neto de un solvente a través de una membrana con permeabilidad selectiva. Al igual  que otros tipos de difusión, la ósmosis es un proceso pasivo.  En los sistemas vivientes, el solvente es el agua, que se desplaza por ósmosis a través de las membranas plasmáticas desde una zona con mayor concentración de agua  hacia otra con menor concentración de agua. 
Otra forma de expresar esta idea es considerando la concentración de soluto: durante la ósmosis, el agua atraviesa una membrana permeable en forma selectiva desde un área con menor concentración de soluto hacia una región con mayor concentración de soluto.
Durante la ósmosis, las moléculas de agua atraviesan la membrana plasmática de dos maneras:1) entre moléculas de fosfolípidos vecinos a través de la bicapa lipídica por difusión simple y 2) a través de acuaporinas, proteínas integrales de membrana que funcionan como canales de agua.  
La ósmosis sólo se produce cuando una membrana es permeable al agua pero no a ciertos solutos.

viernes, 13 de abril de 2018

Dieta adolescente

Los adolescentes deben llevar una dieta ordenada y equilibrada, en sintonía con sus requerimientos nutritivos. En general, hay que lograr un crecimiento óptimo disminuyendo al máximo los trastornos nutricionales más frecuentes en esta etapa.
Una alimentación equilibrada debe contener macronutrientes y micronutrientes, y aportar diariamente una energía total de 2500 a 3000 kcal para hombres y 2000 kcal para mujeres( lo cual es relativo, dependiendo de los requerimientos de cada persona).

Macronutrientes necesarios en la adolescencia


Proteínas: han de suponer entre un 10% y un 15% de las calorías de la dieta. Las fuentes de proteínas serán carnes, huevos, pescados, leche, derivados lácteos y legumbres.
Lípidos o grasas: la contribución de energía procedente de las grasas deberá ser del 30-35% del total de calorías aportadas en la dieta. Moderando el consumo de pizzas, frituras y hamburguesas, ya que tienen un elevado contenido calórico y el valor nutritivo es bastante bajo. El aceite de oliva será una de las grasas que ayudarán al crecimiento, tanto físico como intelectual.
Hidratos de carbono: debe representar entre el 55%-60% del aporte calórico total. Esencialmente deberán ser hidratos de carbono complejos, presentes en patatas, cereales, legumbres, etcétera.
Fibra: es un macronutriente esencial que no debe faltar en cualquier dieta, ayudando a evacuar mejor, a transportar otros nutrientes dentro del cuerpo, etcétera. Las fuentes de fibra son: pan integral, pastas, verduras, frutas…
Agua: nuestro organismo necesita aproximadamente tres litros diarios, los cuales casi la mitad la obtenemos Casi la mitad los obtenemos del consumo de alimentos y la otra mitad necesitamos introducirlos mediante bebidas.

Micronutrientes necesarios en la adolescencia


Vitaminas

Todas las vitaminas son esenciales para que el cuerpo pueda crecer y tener un desarrollo normal, pero las más destacadas, a las que hay que prestar mayor atención en estas edades son:
  • Tiamina: sus fuentes son: pan, cereales y pastas, pescado, carnes magras, soja, productos lácteos, frutas y verduras.
  • Riboflavina: una de sus funciones principales es el papel que desempeña en la formación de glóbulos rojos, junto con el crecimiento del cuerpo. Esta vitamina actúa de forma conjunta con las demás vitaminas tipo B.
  • Niacina: sus fuentes son: pescados, pollo, productos lácteos, carnes magras, nueces, huevos, cereales, pan.
  • Ácido fólico: sus fuentes: hortalizas de hojas verdes; como espinacas, grelos, coles, lechuga. 
  • Vitamina D: esencial para la absorción del calcio que forma el esqueleto. Sus fuentes son: Mantequilla, margarina, queso, nata, leche enriquecida, pescado, ostras, cereales.

Minerales

Las necesidades de minerales en la adolescencia aumentan. Para el crecimiento son especialmente importantes el hierro, el calcio y el cinc, ya que a menudo su consumo no llega a alcanzar los valores mínimos de referencia.
  • Hierrotiene diversas funciones, pero en esta etapa destaca: La formación de glóbulos rojos, ayuda al desarrollo muscular. Sus fuentes son: Morcilla, hígado, riñón, carnes rojas, mejillones, germen de trigo, legumbres, pollo, huevos. Es importante para las chicas que tienen abundantes menstruaciones, por lo que pierden gran cantidad de sangre.
  • Calcio: es básico para un desarrollo apropiado del esqueleto. Sus fuentes son: Leche, yogurt, queso, sardinas, salmón, soja, cacahuetes, aceite de girasol, legumbres, hortalizas verdes, berzas, nueces.
  • Cinc: posee muchas funciones básicas, entre las que destaca su función para el correcto desarrollo de las gónadas (ovarios y testículos) así como en la reproducción y en la fertilidad. Sus fuentes son: germen de trigo, nueces, leche y sus derivados lácteos, ostras, legumbres, huevos.